¡Envío solo 3,95 ¡GRATIS a partir de 3 camisetas! Ver condiciones.

VIAJES COMPARTIDOS

VIAJES COMPARTIDOS

Internet no siempre da cosas malas. En este caso nos centraremos en los viajes compartidos que tanto se puso de moda con Blablacar, Amovens y Uber. Pero dentro de las cosas buenas que ofrece, siempre encontraremos al tiquismiquis que se queja y encuentra el detalle del que quejarse.

MONEY, MONEY, MONEY

El bolsillo nota lo que vas a ahorrar con estos viajes compartidos. Además, ya no sólo ahorra el pasajero, sino que gana el conductor. Los dos ganan. Lo único malo es cuando ves aparecer el coche y es una cascarria de la posguerra. Pobre de ti. Y si eres el conductor prepárate para llevar encima cambio de billetes de 50. De ahí viene esa mala hostia permanente de los autobuseros. También encontrarás al conductor que quiere ocupar todas las plazas de su coche. Pondrá disponible para los pasajeros el maletero y el capó según cuál sea su grado de chanchullero.

GENTE

Si es un viaje corto, no pasa nada, casi no da tiempo a presentarse. Pero en largas distancias puedes llegar a conocer a gente. ¿Esto es bueno? Si conoces al futuro Steve Jobs y te da trabajo, sí. Si es el futuro asesino en serie más famoso de la historia, quizás no (a no ser que quieras ser tú el primer asesinado y que un actor haga de ti en el taquillazo que hará David Fincher sobre él).
Aunque, a veces, te puede tocar el hombre de negocios que no para con el móvil y se pase todo el trayecto enlazando llamadas. Eso sí, cuando llegues a tu destino sabrás un poco más sobre capitalización bursátil y ecuación de canje. O el caso del mochilero al que le apasiona todo. Se está recorriendo Europa con desconocidos y te hará parar para hacerse un selfie con el cartel de "Bienvenido a Murcia"

BLABLABLA...

En los viajes compartidos queda muy raro quedarse en silencio durante todo el trayecto. Hablar ameniza el viaje, pero hay que encontrar el tema en el que te encuentres cómodo. Te tocará alguna vez compartir coche con el festivalero que parecerá más un cadáver que una persona. O con el típico cuñado que aún dice cosas como "Yavestruz" y "Eres un Pinfloi".
El truco infalible para evitar charlas tediosas es hacerse el dormido (CUIDADO SI ERES EL CONDUCTOR).

CONTAMINACIÓN

Compartir coche reduce considerablemente la emisión de gases nocivos para el entorno, desciendo el consumo de recursos energéticos y disminuye la contaminación acústica. Cuando oigas a alguien decir esa frase puedes pensar que no tiene un puto duro. Encima hay ocasiones en las que, el conductor que dice eso, fuma dentro del coche (Vale. No mates pájaros, mátame dentro del coche con tu humo. Mejor. Sí.)

Este verano disfruta de los mejores descuento en nuestras camisetas frikis.

Deja un comentario

* Nombre:
* E-mail: (Not Published)
   Website: (Site url withhttp://)
* Comentario:
Escribe el código